10 preguntas a Jonathan Monaghan

10 preguntas a jonathan monaghan 1

 

El domingo 21 de febrero de 2016 Backroom Caracas inaugura Focus: Jonathan Monaghan, individual que podrá verse en el Secadero 3 de Hacienda La Trinidad Parque Cultural hasta el 20 de marzo. El trabajo de videoarte y animación computarizada de Monaghan, invitado por Kelly Gordon, la curadora de nuestro programa Global Visions, evidencia una relación cotidiana con los medios digitales y una especie de explotación de lo excéntrico, que podría ser el resultado de un imaginario alterado entre lo real y lo virtual. Conozcamos un poco de su proceso y su trabajo en este breve diálogo que sostuvimos por Skype.

 

NT: ¿Qué vas a mostrar en Venezuela?

JM: Voy a exhibir un número de filmes de animación computarizada que serán instalados en varias galerías en Venezuela. Esos trabajos son exploraciones surrealistas de poder y comercio en la era digital.

 

NT: ¿Cómo ha sido tu experiencia exhibiendo en Latinoamérica?

JM: Estuve en Brasil una vez para una proyección y aspiro a poder hacerlo más. He tenido maravillosas experiencias en Latinoamérica y me gustaría volver y exhibir más.

 

NT: Escape Pod es un cuento de hadas futurista donde podemos ver fusiones de materias vivientes con objetos y edificios. ¿Cómo te interesaste en la fusión de estas cosas?

JM: Hay muchos artistas que trabajan con cierto nivel de fluidez la manera que juegan con significados e identidades y pienso que ese es el resultado de la era digital. Entonces, en mi trabajo esta es una especie de lógica donde los objetos y las cosas tienen su propia historia y los he reunido para crear una nueva historia.

 

NT: Parece que estás interesado en lo híbrido, en representar esta dualidad que enfrentamos en nuestros días viviendo simultáneamente en un universo físico y digital.

JM: Sí. Estoy muy interesado en esos límites entre lo que es real y lo que es virtual. En la era digital tenemos que ser cuidadosos. Considero que es una interesante exploración artística eso de tratar de jugar con los bordes de lo real y lo virtual porque algunas veces no tenemos límites claros. Así que, sí, trato de jugar con esa frontera.

 

NT: Tu trabajo parece debatirse entre el cine y los videojuegos. ¿Puedes contarnos más sobre esta estética?

JM: Cuando era niño, jugaba muchos videojuegos. También empecé a hacer mis propios videojuegos cuando tenía esa edad y eso es lo que me ha enseñado mucho de las técnicas que uso hoy día para hacer mi trabajo. Desarrollaba estos entornos, así que hay cierta relación con los ambientes de videojuego, que están diseñados para ser explorados, y mi trabajo actual que son los ambientes virtuales que hago y que permito que mis espectadores exploren. Mis trabajos son cinematográficos, pero no interactivos. Como sea que nos movamos por los mundos, se siente como la forma que nos movemos en un videojuego. Pues sí, hay mucha influencia de los videojuegos en mi trabajo hoy.

 

NT: ¿Hay personajes en tu trabajo?

JM: Siempre hay una especie de personaje animal en mi trabajo. Usualmente son animales muy míticos, como venados o corderos. Los animales son los personajes de las películas que develan una historia metafórica.

 

NT: ¿Puedes contarnos sobre alguna experiencia de vida, artistas o trabajos que te hayan inspirado a convertirte en un artista visual que trabaja con video?

JM: Siempre he sido fan de los trabajos de Stanley Kubrick, como 2001 Odisea en el espacio. Muchos cineastas me han influenciado, pero no pienso que hay una influencia específica. Disfruto el trabajo de los pintores del surrealismo. También sucede que he sido influenciado por nuestra cultura, por nuestra sociedad y por lo que está pasando en el mundo actualmente.

 

NT: ¿Cómo fue que te interesó trabajar con gráficos 3D?

JM: Cuando empecé con este software de gráficos 3D estaba en bachillerato y, lo que me condujo a ello, la razón por la que estaba tan emocionado al respecto, fue que me ofrecía la posibilidad para la creación de una imagen en movimiento sin inversión económica. Éramos yo y mi computadora, pero sentía que tenía poder mientras usaba el software porque no sabía cómo dibujar o pintar ni nada por el estilo. Al menos en teoría,û tengo las capacidades para crear una película completa de Pixar, y sentí que esa emoción era muy importante para mí y fue lo que me mantuvo usando esto como medio artístico. Es un reto pero también una posibilidad muy emocionante.

 

NT: ¿Qué es lo que te lleva a ensamblar estos mundos raros y excepcionales, en los que una tienda “duty free” queda al lado de un cuarto elegante e impoluto?

JM: Todo empieza en mi cuaderno de bocetos. Ahí desarrollo los trabajos. Usualmente solo escribo frases que realmente no tienen sentido, pero que tienen sentido para mí y entonces desarrollo este mundo, este contraste que se basa en lo que considero una graciosa yuxtaposición. El humor está presente.

 

NT: Sí, en una de tus obras he visto testículos como base de una estructura arquitectónica…

JM: Exacto. Así que le da a la arquitectura, a partes del cuerpo humano o estas cosas ordinarias como una tienda libre de impuestos, una estética específica. Esto crea un contraste cómico.

 

NT: ¿Vienes a Venezuela?

JM: Lo estoy intentando. Estoy llenando todos los papeles de la visa… ¡Es mucho trabajo, pero veré si sale!

 

Mira el tráiler de Escape Pod de Jonathan Monaghan:

 

poster_final_web_invitacion-_jonathan-monaghan_-754x1024

Compartir