This Dream Shall Pass Too

 

This Dream Shall Pass Too (“Este Sueño También Pasará”) es un cortometraje realizado por el artista neoyorquino Larry Vazeos. A través de dibujos de su autoría y un montaje frenético y musical, Vazeos ofrece una mirada onírica y cruda a las últimas horas de vida de su padre. El artista compartió las siguientes palabras a propósito del trasfondo autobiográfico de la pieza:

 

“En septiembre de 2014 tuve que ir a Florida porque mi padre llegó allí con cáncer de etapa 4, que ni siquiera sabía que tenía. Había estado enfermo desde junio. Todo el tiempo pensó que era sólo un virus estomacal o algo así. Se había liberado de cáncer en abril. Afortunadamente, mi primo Jimmy animó a mi papá a salir de Grecia, donde vivía, e ir a América para ver a un médico. Él lo hizo. Durante 72 horas, este hombre de 79 años de edad, con cáncer de etapa 4, había viajado solo de la pequeña isla de Paros a los Estados Unidos. Primera parada en Atenas, luego parada en París, luego parada en Detroit, siguiente parada: Tampa. En el último vuelo terminó teniendo un ataque al corazón. Cuando el avión aterrizó mi hermana lo recogió y lo llevó a casa. Fue allí donde se dieron cuenta de que había tenido un ataque al corazón. Fue más tarde esa noche que se enteró de que estaba realmente enfermo y que debía ordenar sus asuntos. Le pregunté acerca de todo esto cuando llegué a la Florida. Me quedé impresionado cuando me contó sobre su viaje, pero no sorprendido. Le dije: ‘Wow, papá, eres un tipo muy duro’. Él dijo, ‘puedes apostar que soy un tipo duro’.

 

Le mostré esta película a mi madre hace un par de semanas y me preguntó por qué todo se estaba moviendo tan rápido. Hice la mayor parte de esto sentado hasta la noche en la sala de estar de mi hermana, donde mi papá estaba durmiendo y esperando a morir. Era una locura ver la vida de esta persona, que había conocido toda mi vida, llegando a su fin. La muerte es tan triste. El pobre no podía hacer nada. No podía ponerse de pie. No podía caminar. No podía cagar. Nada. Se limitó a acostarse allí, girando de un lado a otro, siendo arrastrado por esa insoportable picazón que sentía casi ininterrumpidamente desde adentro hacia afuera. Fue muy triste. Parece imposible que se haya ido y se haya ido hace tanto tiempo, pero así es cómo pasa, supongo. Durante toda la semana ha estado apareciendo en mis sueños y ha sido realmente agradable verlo de nuevo. Nos evitamos durante la mayor parte de mi vida, y realmente lo lamento. Hace unos seis años me preguntó, frente a un montón de gente, por qué nunca lo visitaba. No pude decir por qué, así que en vez le pregunté cómo es que él nunca me llamaba. Dijo, y le creí: ‘No quería molestarte’. Para responder a la pregunta de mi madre de ‘¿por qué todo se mueve tan rápido?’: Porque todo se mueve así de rápido. Lo odio”.


Sobre el artista:

Larry Vazeos es un artista residenciado en la ciudad de Nueva York. Es autodidacta.

Compartir