Cybersex (CyberLove)

16 Cybersex_CyberLove_por José Perozo 1

 

Cybersex_CyberLove_por José Perozo 7

 

Cybersex_CyberLove_por José Perozo 6

 

Cybersex_CyberLove_por José Perozo 5

 

Cybersex_CyberLove_por José Perozo 4

 

Cybersex_CyberLove_por José Perozo 3

 

16 Cybersex_CyberLove_por José Perozo 2

 

Querido Alejandro:

Hace unos meses, “sentado como tantas otras veces frente a este teclado mullido”, en mi pequeño taller, empecé a revisar una vieja cuenta de Hotmail. Entre los correos importantes aún quedaban cuatro, que por alguna extraña razón no he borrado. Uno de ellos, fechado con 11 de noviembre de 2009, decía: “Esta no es la carta que te ofrecí. Pienso que esperabas alguna letanía, bella y triste, de las que solía enviarte como en una botella”. Durante varios años, cuatro o cinco, me acostumbré a esperar tus correos, uno más hermoso que el otro en un principio. Los mismos se fueron tornando, con el pasar del tiempo, digamos que “amargos”. Creo haberlos respondido todos, siempre con el temor de que se me escapara algún error ortográfico como seguramente se me escapará en este texto.

 

Ese día puse tu nombre en Google y me llevé la buena sorpresa de encontrar noticias de ti: un libro publicado, uno de poemas para compartir con el mundo y no solamente para mí. Al día siguiente desperté y salí corriendo a buscarlo. Compré cinco ejemplares. Salí emocionado de la librería y al abrir el libro en plena calle, como cosa del destino, me salió el poema “Cybersex (Cyberlove)”. “A Rafael Perozo, quienquiera que sea”.

 

Durante los próximos días no hice más que leer una y otra vez el libro y tus correos electrónicos, al mismo tiempo que trabajaba en un proyecto que mostraría muy pronto en mi ciudad. Una vez más lograste sacudirme el mundo. Me sentí terrible al leer ese poema y así me siento cada vez que lo hago. “Qué fácil era pasar la noche conversando contigo, fingiendo tener una obsesión dostoievskiana o alguna relación posmoderna (a distancia)”.

 

Discúlpame por inventar un personaje, por ser un loco, por amar y jugar sucio, por estar siempre detrás de este teclado esperándote, por no tener una vida, por ser solo lentejuelas e hilo como una vez me escribiste, por no saber expresar afecto, mucho menos amor.

 

Este soy yo desnudándome ante el mundo, compartiendo con mis amigos esta historia, es la única vía que encuentro para expresarme, la palabra no es lo mío.

 

Mi vieja cortina, un pantalón que usé durante años para pintar, una franela, una camisa y tus palabras, una vez más. “Yo insisto en desnudarme, insisto en mostrarle a tu vacío el todo inmenso que soy.  ¡Qué grato fue nuestro encuentro!  Mas, ¿sabrás entender mi distancia?”.

 

José Rafael Perozo.

Maracaibo, 12/03/2014.

 

*Acerca del artista

José Perozo (Maracaibo, Venezuela) es licenciado en artes plásticas y diseño gráfico por La Universidad del Zulia. Su obra ha sido expuesta en colectivas e individuales a nivel nacional e internacional, siendo la más reciente la A/S/L en el espacio Al Borde y de la que esta obra “Cybersex (Cyberlove)” forma parte. Entre sus reconocimientos, destaca el Primer Premio del V Salón Regional de Jóvenes Artistas del Museo de Arte Contemporáneo del Zulia (Maracaibo, Venezuela).

Compartir