Para el artista neoyorquino Jonathan Monaghan, Extell funciona como una especie de boceto conceptual. Una voz robótica intenta seducirnos con promesas de riqueza y status, mientras la cámara ofrece una vista sobre un Central Park virtual, conduciéndonos luego hacia el interior de un departamento perfecto, pulcro, imposible de habitar. El artificio conduce eventualmente a una reflexión: el deseo canalizado hacia paisajes irrealizables. ¿Qué ocultan estos espacios? ¿Qué significa desearlos?

 

Monaghan describe su creciente interés en la estética e imaginería visual utilizada para publicitar luxury condos –propiedades de lujo– como una manera de examinar el deseo y el privilegio, y esta pieza representa un primer acercamiento al tema. “Existe una metáfora dentro de estos espacios fríos, antisépticos y desprovistos de humanidad”, afirma el artista. Agrega también que una nueva serie de piezas impresas titulada Police State Condo guarda relación con Extell, al evocar estos espacios en el estilo marcadamente surreal que caracteriza su trabajo.

 

Para profundizar más en la obra de Jonathan Monaghan, invitamos a los lectores a revisitar la documentación de su exhibición individual en los espacios de la Hacienda La Trinidad en Caracas, producida por Backroom Caracas, y una entrevista de 10 preguntas entre el artista y Natasha Tiniacos en el marco de esa muestra.

 


Sobre el artista:

Jonathan Monaghan (1986) es artista y animador digital, licenciado en Arte en la especialidad de Gráficos Informáticos por el New York Institute of Technology, con una maestría en Arte de la Universidad de Maryland. Su trabajo comprende esculturas, impresiones e instalaciones de video animado que desafían los límites entre lo real y lo virtual. Su obra ha sido ampliamente exhibida, incluyendo espacios como el British Film Institute (Londres), el Hirshhorn Museum (Washington, D.C.), Rotterdam International Film Festival (Holanda), y otros en China, Grecia y Estados Unidos.

Compartir